Duras críticas a la Presidenta por impulsar el consumo de pescado en vísperas de Semana Santa

Los aumentos de la carne, que los productores advierten como consecuencia de las políticas del Gobierno hacia el sector, pusieron a la Presidenta en situaciones poco habituales en los últimos días: de recomendar carne de cerdo -que calificó de “afrodisíaca” para motivar a los consumidores-, y promover dietas a base de pollo, pasó a comprar merluza fresca en el mostrador de un camión.

La última imagen se registró ayer, en el lanzamiento de un programa de venta del producto fresco a precios populares en el conurbano bonaerense, fruto de un convenio del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, con una firma inmobiliaria. El delivery por los barrios se da mientras, por ejemplo, el precio del kilo de merluza acumula un alza del 44,4% desde diciembre, según el Centro de Educación al Consumidor (CEC).

El problema del incentivo al consumo de pescado, coincidieron asociaciones de consumidores consultadas por lanacion.com , es el momento del calendario: la víspera de Pascuas, cuando la demanda crece y los precios del pescado sufren un incremento estacional.

Las subas esperadas (de alrededor del 20%, de acuerdo con las distintas entidades), se producirán este año sobre las alzas que se registraron en estos primeros meses. Ocurre que, aunque en menor medida que el pollo, el pescado es sustituto de la carne vacuna, que experimentó subas por encima del 40%. La consecuencia se vio en las pizarras.

“Es muy poco oportuno que la Presidenta incentive el consumo a pocos días de Semana Santa, cuando los incrementos son generalmente del 20% por el aumento en la demanda. Las declaraciones se suman al componente estacional”, afirmó Susana Andrada, presidenta del CEC.

Según datos relevados por el CEC, en diciembre el kilo de merluza se conseguía a 18 pesos, y hoy el piso ronda los $ 26. Es decir, trepó 44,4%.

Pedro Bussetti, de la Asociación Civil de Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco), criticó el curioso plan oficial, por el cual se distribuirán por el conurbano unas 20 toneladas en cada uno de los tres camiones de gran porte de la inmobiliaria El Mundo: “Es una aspirina para un cáncer. Esto muestra la impotencia de la política oficial para controlar la inflación que afecta a todos los argentinos”, señaló.

De acuerdo con lo sucedido años anteriores, y añadiendo lo que describió como una “política de precios equivocada” y “el cálculo de los empresarios”, Busetti estimó que el alza del pescado podría superar el 30% cuando se acerque la fiesta religiosa.

En el mismo sentido, Ana María Luro, de Adelco, aludió al “momento inoportuno de la propaganda” al pescado, “ya que los consumidores ya se iban a volcar a ese consumo”. Esto, dijo, agrega presión sobre los precios. Y lo enmarcó en la suba de la canasta familiar que elaboran en la entidad. “El alza anual fue del 30%”, indicó Luro.

Del mismo modo, en Deuco lo relacionaron con la inflación, en especial, en el sector de alimentos y productos de tocador y limpieza.

Pollo: aún el más barato. Aunque en los últimos meses les llegó el coletazo de las fuertes variaciones en los cortes vacunos, Andrada señaló que la carne de pollo sigue siendo la más barata. El kilo, con aumentos incluidos, se consigue a 7 pesos.

Busetti, en cambio, se quejó de los valores que se exhiben en los negocios más pequeños. “A pesar de que se gastaron 430 millones en subsidios en 2009 para que el kilo se vendiera a $ 5,10, hoy el pollo se vende a cerca del doble en los comercios minoristas”.

Fuente: Diario La Nacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: